Portada » Blog » Cuentos para Dormir » El Guardián de los Sueños y la Ciudad de las Almohadas

Actualizado: 09/10/2023

Tiempo de lectura: 3 min.

Compartir en WhatsApp Compartir en Telegram Compartir por correo electrónico Compartir en Facebook Compartir en Twitter

El Guardián de los Sueños y la Ciudad de las Almohadas

cuentos para dormir el guardian de los suenos y la ciudad de las almohadas 1

En una ciudad flotante, más allá de las nubes y muy cerca de las estrellas, se encontraba Pillowton, la ciudad de las almohadas. Esta no era una ciudad común y corriente. Aquí, cada almohada era creada con sumo cuidado, pues de ella dependían los sueños de todos los niños del mundo.

Pillowton estaba gobernada por Almira, una anciana tejedora con manos mágicas, capaz de tejer los sueños más dulces y reconfortantes. Pero el verdadero protector de la ciudad era Somnus, el Guardián de los Sueños. Somnus, con su capa de estrellas y bastón luminoso, velaba porque cada noche los niños tuvieran los sueños más felices.

Una tarde, mientras las primeras estrellas comenzaban a brillar, un viento misterioso sopló sobre Pillowton, llevándose todas las almohadas. Sin ellas, los niños del mundo tendrían noches inquietas sin sueños.

Somnus sabía que tenía que actuar rápido. Junto a su fiel compañera, Pluma, una pequeña nube juguetona, emprendió una aventura para recuperar las almohadas perdidas.

Viajaron a través de valles de niebla y montañas de cristal, enfrentándose a retos y desafíos. En su camino, encontraron a Luna, una niña que había perdido su almohada y no podía dormir. Luna decidió unirse a Somnus y Pluma en su misión.

Tras seguir las corrientes del viento, el trío descubrió que las almohadas habían sido robadas por Noctis, un ser hecho de sombras que envidiaba la luz y alegría de los sueños. Noctis había creado una fortaleza de pesadillas, donde guardaba todas las almohadas, esperando sumergir el mundo en noches eternas de insomnio.

Pero Somnus, con su valentía y el apoyo de Luna y Pluma, se enfrentó a Noctis. En lugar de combatirlo con fuerza, Somnus decidió hablar con él. Descubrió que Noctis no era malvado, simplemente se sentía solo y no entendía la importancia de los sueños.

Con paciencia y empatía, Somnus y Luna le contaron a Noctis sobre la magia de soñar y cómo cada sueño brindaba esperanza y felicidad a los niños. Al escuchar sus palabras y ver la tristeza en los ojos de Luna, Noctis se arrepintió y liberó todas las almohadas.

Juntos, Somnus, Luna, Pluma y ahora Noctis, regresaron a Pillowton. Almira, con lágrimas de alegría en sus ojos, agradeció a Somnus y a los demás por salvar los sueños de todos los niños.

Y así, cada noche, mientras los niños se acomodan en sus camas, en alguna parte, muy por encima de las nubes, Somnus, con la ayuda de Luna, Pluma y Noctis, se asegura de que cada sueño sea especial.

En esa ciudad mágica, un antiguo rival se convirtió en amigo y todos aprendieron el valor de la comprensión y la bondad. Porque incluso en la noche más oscura, siempre hay espacio para un sueño brillante.

Ahora, cierra tus ojos, pequeño aventurero, y deja que los guardianes de Pillowton te guíen hacia sueños llenos de magia y maravilla. Que tengas dulces sueños.

Más cuentos para leer a los más jóvenes

cuentos para dormir el pirata pablito y la isla de los suenos
cuentos para dormir el pirata mariano y la melodia perdida
cuentos para dormir el leon luminar y el bosque de las sombras 1

No encontraste la información que buscabas. ¡No te desanimes!

Deja un comentario

Autor de la Web

F. José autor de reportedelectura.org

F. José

Soy amante de la lectura y de los libros, me encanta leer y es mi afición favorita.

linkedind Saber más...