Portada » Para Imprimir » Oración del Credo para imprimir y aprender

Actualizado: 06/07/2024

Tiempo de lectura: 5 min.

Compartir en WhatsApp Compartir en Telegram Compartir por correo electrónico Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Oración del Credo para imprimir y aprender

La oración del credo es una expresión de la fe cristiana que resume los principales misterios de la Santísima Trinidad y los acontecimientos de la vida, muerte y resurrección de Jesucristo. Esta oración se basa en las enseñanzas de los apóstoles y los concilios ecuménicos de la Iglesia católica, que han definido los dogmas fundamentales de la fe.

La Oración del Credo completa

Creo en Dios Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna. Amén.

Oración del credo católico completo, se recita en la liturgia eucarística, como signo de comunión y adoración a Dios, y también en la oración personal, como acto de confianza y compromiso con el seguimiento de Cristo.

Descargar la oración del Credo completo letra

Cómo es la oración del credo completo? Aquí puedes descargarte la letra del credo la oración católica en formato Word y PDF, para poder modificarla e imprimirla fácilmente.

El Credo católico corto para niños

El credo corto es una versión resumida del Credo Niceno-Constantinopolitano, una de las oraciones más importantes de la liturgia cristiana. Esta versión abreviada del credo es ampliamente utilizada en diferentes contextos religiosos y se caracteriza por su concisión y claridad.

La Oración del Credo corto

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo,
nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de la Virgen María,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de los muertos
y la vida eterna. Amén.

El credo corto se compone de tres partes principales.

  • En la primera parte, se afirma la creencia en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.
  • En la segunda parte, se declara la fe en Jesucristo, único Hijo de Dios, quien nació de la Virgen María, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, murió y resucitó al tercer día.
  • En la tercera parte, se expresa la fe en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna.

Recitar la letra del credo corto es un acto de profunda importancia para los fieles cristianos, ya que es una forma de reafirmar su fe y de recordar los principales dogmas y enseñanzas de la Iglesia.

Además, esta oración puede ser utilizada como una herramienta para la enseñanza y el aprendizaje de la fe, ya que resume de manera concisa los fundamentos de la creencia cristiana.

Existen otras dos versiones más del credo: el credo de los apóstoles, que es el más antiguo y breve, y el credo niceno-constantinopolitano, que es el más completo y detallado.

Oración del Credo Niceno-Constantinopolitano

Creo en un solo Dios Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro. Amén.

Ambos credos católicos tienen la misma estructura:

  • Se inicia con la profesión de fe en Dios Padre, creador del cielo y de la tierra.
  • Se continúa con la profesión de fe en Dios Hijo, Jesucristo, que se encarnó, murió y resucitó por nuestra salvación
  • Y se concluye con la profesión de fe en Dios Espíritu Santo, que procede del Padre y del Hijo, y que habita en la Iglesia y en los corazones de los creyentes. Además, se afirma la fe en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica; en el perdón de los pecados; en la resurrección de los muertos; y en la vida eterna.

El Credo de la Iglesia Católica es una oración fundamental que reafirma las creencias centrales de los católicos. Expresa la fe en la Santísima Trinidad, la encarnación de Jesucristo, su muerte y resurrección, la comunidad de creyentes y la vida eterna. Unifica a los fieles en una misma fe y comunión.

El credo, oración es una forma de renovar nuestra alianza con Dios y con la comunidad cristiana. Al rezarla, expresamos nuestra adhesión a las verdades reveladas por Dios y transmitidas por la Iglesia.

Al mismo tiempo, nos comprometemos a vivir según el evangelio y a testimoniar nuestra fe con obras de amor y justicia. La oración del credo nos ayuda a fortalecer nuestra identidad cristiana y a crecer en nuestra relación con Dios.

Más artículos para imprimir

No encontraste la información que buscabas. ¡No te desanimes!

Deja un comentario

Autor de la Web

F. José autor de reportedelectura.org

F. José

Soy amante de la lectura y de los libros, me encanta leer y es mi afición favorita.

linkedind Saber más...