Portada » ¿Qué es la Lectura Estructural?

¿Qué es la Lectura Estructural?

La lectura estructural es también conocida por el nombre de lectura crítica o analítica. Es ese tipo de lectura en la cual, el lector, deberá de realizar un análisis textual profundo. De modo que se logre comprender a la perfección la intención del texto y todos los detalles del mismo.

El principal objetivo de este tipo de lectura es hallar la relación entre título y contenido e identificar todas las ideas principales y secundarias del texto en cuestión. También es un tipo de lectura que le permitirá a la persona que lee realizar todo tipos de comparaciones. Incluso cuando se realizará una investigación sobre diversas teorías.

Como organizar una lectura por estructura

Teniendo esto en consideración, nosotros realizamos lecturas estructurales siempre que leemos textos para su respectivo estudio. Bien sea por motivos académicos o laborales. Es la lectura de tipo estructural o analítica la que nos permitirá estudiar a fondo todo el contenido del texto en cuestión.

▷ Tipo de lectura estructural

Aunque no lo parezca, lo cierto es que, en el mundo en el que vivimos, sin importar cuál lengua hablemos, nos manejamos entre diversos tipos de lecturas. Cada una con una intencionalidad distinta a la otra, pero que es la lectura estructural, te preguntarás.

La definición de lectura estructural es solo uno de los diversos tipos de lectura que una persona puede realizar. Algunos de los otros tipos de lecturas existentes y más frecuentes son los siguientes:

  • Lectura oral: Tipo de lectura con la cual se exterioriza en voz alta el contenido del texto.
  • Lectura rápida: Es una lectura superficial con la cual no se profundiza en el contenido.
  • Lectura reflexiva: Lectura por medio de la cual la persona puede reflexionar de manera sentimental sobre lo leído.
  • Lectura selectiva: Tipo de lectura en la cual el lector solamente lee lo que le parece más relevante.
  • Lectura recreativa: Es un tipo de lectura que se lleva a cabo por simple entretenimiento del lector.
  • Lectura informativa: Lectura mediante la cual la persona puede aprender cosas nuevas.
  • Lectura musical: Es específicamente un tipo de lectura que requiere el entendimiento de las partituras musicales.

▷ Etapas de una lectura

Realizar una lectura, sin importar cuál tipo de texto estemos leyendo. El concepto de lectura estructural, es un proceso que está compuesto por la consecución de ciertas etapas. Dichas etapas son aplicadas en casi todos los tipos de lecturas que mencionamos con anterioridad.

Características de la lectura estructural

En algunos casos, existen ciertos aspectos que pueden cambiar. En especial en lo que respecta al detenimiento en el análisis textual en cuestión o a la estructura del texto descriptivo. Pero ¿Cuáles son las etapas de la lectura estructural? De forma general, se puede decir que toda lectura consta de tres etapas, de las cuales te estaremos hablando a continuación:

  • Etapa I (Prelectura): Es el primer encuentro con el texto a leer. La mayoría de las personas leen el resumen o la síntesis que se encuentra en la contraportada del libro para así conocer de qué va. En esta primera etapa se genera un mayor interés por parte del lector con respecto a la lectura.
  • Etapa II (Lectura): La segunda etapa es el proceso de lectura en sí. Es en esta etapa en donde, por elección propia del lector, decidirá si hacer una lectura analítica, informativa, rápida o reflexiva.
  • Etapa III (Poslectura): Es la etapa final de la lectura en la cual la persona realiza una introspección al respecto de lo leído. Es la etapa en la cual la persona reconoce qué tanto logró entender del texto y determina si fue de su agrado o no.

▷ ¿Por qué es importante la lectura?

Desde pequeño, se nos enseña a leer y escribir en conjunto. Ya que, de forma general, son las bases comunicativas que con más frecuencia manejamos los humanos. Sin embargo, la importancia de la lectura va mucho más allá de esto. Además es importarte conocer en la lectura estructural su característica.

niña leyendo un libro

Leer nos permite aprender, investigar y conocer cosas nuevas. Es un método infalible para nutrir el intelecto y acabar con la ignorancia. No importa cuáles son los tipos de libros que más sean de tu agrado, todos ellos te permitirán desarrollar e impulsar tus procesos mentales.

Cuando comienzas a leer por elección propia te das cuenta de que los libros son una fuente de conocimiento inagotable que traspasan épocas. Con ellos podrás aprender de la historia del mundo, viajar a mundos ficticios llenos de magia, empalagar tu corazón con suaves poemas y pensar en las grandes dudas de la vida con los textos filosóficos.

▷ Ejemplo de lectura estructural

Pongamos por ejemplo que estás leyendo “Alicia en el país de las maravillas” y vas a realizar una lectura estructural. Tras haberla completado seguramente habrás enmarcado al texto dentro del género fantástico. Además de reconocer que se trata de un texto que cuenta con todas las características necesarias para pertenecer al movimiento artístico surrealista.

Del mismo modo, podrás reconocer que el autor emplea recursos como la humanización para darle a objetos inanimados, animales y criaturas fantásticas rasgos humanoides, como el habla, por ejemplo. Además de esto en todo momento se hace presente el uso de la hipérbole para exagerar todo lo que acontece dentro de la historia. Lo cual es fundamental para otorgarle los rasgos fantásticos que esta historia posea.

▷ Conclusión

La lectura de tipo estructural o analítica procura ser de ayuda para todas aquellas personas que necesiten estudiar un texto de cualquier tipo de forma profunda. Bien sea por motivos de estudio, motivos laborales o por mero hobby. Si eres fan de la literatura, seguramente te gustará realizar este tipo de lectura, ya que te permitirá comprender mejor todo lo que se plantea en el texto.

Una persona que se prepara para iniciar una lectura estructural debe tener en cuenta cuáles son los rasgos principales que debe reconocer. Existen ciertos rasgos enmarcados en el texto que te permitirán realizar un análisis más completo. Los mismos son:

  • Reconocer el tipo o género del texto.
  • Identificar las ideas principales y secundarias.
  • Reconocer las referencias literarias, culturales o históricas.
  • Identificar los recursos literarios o lingüísticos empleados.
  • Reconocer la intención del autor con el texto.

Teniendo esto en consideración, tú, como persona que va a realizar una lectura estructural, comenzarás a identificar todos estos rasgos desde el primer momento de tu lectura. Y es gracias a esto que la compresión del texto será completa.