Portada » Blog » Cuentos de miedo » La Biblioteca de las Sombras

Actualizado: 25/04/2024

Tiempo de lectura: 3 min.

Compartir en WhatsApp Compartir en Telegram Compartir por correo electrónico Compartir en Facebook Compartir en Twitter

La Biblioteca de las Sombras

cuento de miedo la biblioteca de las sombras

En el centro del tranquilo pueblo de Elden, se alzaba una antigua biblioteca. A pesar de su apariencia desgastada, era un refugio para los amantes de los libros, y Leo era uno de ellos. Pasaba horas entre sus estantes, sumergiéndose en historias de aventuras, misterios y magia.

Un día, mientras exploraba una sección olvidada de la biblioteca, Leo encontró una puerta oculta detrás de una estantería. Intrigado, la abrió y descubrió una sala secreta llena de libros antiguos y polvorientos. Estos libros parecían diferentes; sus cubiertas eran de cuero oscuro y sus páginas, aunque amarillentas, brillaban con una luz tenue.

Mientras recorría los estantes, un libro en particular llamó su atención. Su título, «Las Sombras del Más Allá», estaba grabado en letras doradas. Sin poder resistir la curiosidad, Leo abrió el libro. Al hacerlo, una ráfaga de viento helado sopló por la sala y las páginas comenzaron a moverse por sí solas. De ellas emergieron figuras oscuras y etéreas: las Sombras.

Estas entidades comenzaron a deslizarse por la biblioteca, apagando las luces y sumiendo el lugar en la oscuridad. Leo, aterrorizado, intentó escapar, pero las Sombras lo rodearon, susurrando palabras incomprensibles.

Justo cuando todo parecía perdido, una luz brillante iluminó la sala y las Sombras retrocedieron. Era la Sra. Loomis, la bibliotecaria, con una lámpara en la mano y un aura de poder a su alrededor.

«¡Rápido, cierra el libro!», gritó. Leo, recuperando el sentido, corrió hacia el libro y lo cerró con fuerza. Las Sombras, atrapadas entre la luz de la lámpara y el libro, se vieron obligadas a regresar a sus páginas.

Una vez que todo volvió a la calma, la Sra. Loomis se acercó a Leo. «Deberías haber sido más cuidadoso», dijo con severidad. «Esta es la Biblioteca de las Sombras, un lugar donde los libros antiguos encierran entidades que no deben ser liberadas».

Leo, avergonzado, se disculpó y prometió ser más cuidadoso en el futuro. La Sra. Loomis, suavizando su tono, le explicó que las Sombras eran espíritus atrapados en los libros por antiguos hechiceros. Si se liberaban, consumirían toda la luz y el conocimiento de la biblioteca.

Agradecido por la intervención de la Sra. Loomis y sintiéndose responsable por lo ocurrido, Leo decidió ayudarla a proteger la biblioteca. Bajo su tutela, aprendió sobre los secretos y encantamientos que protegían el lugar.

Con el tiempo, Leo se convirtió en el guardián de la Biblioteca de las Sombras. Aunque las Sombras siempre intentaban escapar, con la ayuda de la Sra. Loomis y su nuevo conocimiento, Leo aseguraba que permanecieran en sus páginas.

La biblioteca, a pesar de sus peligros, se convirtió en un lugar de aprendizaje y magia. Los habitantes de Elden venían a escuchar las historias de Leo y la Sra. Loomis, y aunque siempre se les advertía sobre los peligros de la sección oculta, la curiosidad de algunos visitantes aseguraba que la Biblioteca de las Sombras nunca fuera olvidada.

Más cuentos para leer a los más jóvenes

cuentos cortos de miedo la bruja del bosque y el pajaro valiente
cuentos cortos de miedo el misterio en la mansion embrujada
cuentos cortos de miedo el relojero del tiempo
cuentos cortos de miedo el carrusel encantado
cuentos cortos de miedo los zorros del alcantarillado
cuentos cortos de miedo la noche en el bosque encantado

No encontraste la información que buscabas. ¡No te desanimes!

Deja un comentario

Autor de la Web

F. José autor de reportedelectura.org

F. José

Soy amante de la lectura y de los libros, me encanta leer y es mi afición favorita.

linkedind Saber más...